Prensa Mppeuct

Artículo de Opinión: Venezuela: Entre lo real y lo imaginario

Compartir en Facebook

El ministro Roa examina tres escenarios donde se expresa en toda su intensidad la guerra de 4ta generación contra Venezuela: Crisis humanitaria, Guerra Económica y Cumbre de las Américas


Venezuela está en estos momentos siendo utilizada como el laboratorio de los conflicto futuros. Aquí, por ensayo y error, se prueban las más modernas técnicas y tácticas para el establecimiento de matrices de dominación favorables al gran capital.

 

Vemos como la “mass media” internacional se ha volcado con todo su aparataje sobre nuestro país, con el único fin de generar contra-información y desinformación acerca de nuestra realidad. Han logrado captar a un número considerable de venezolanos, afectándolos en sus capacidades de reconocer la realidad que los rodea, llevándolos al punto de demandar una agresión armada contra su propio suelo.

 

Examinaré tres escenarios donde se expresa en toda su intensidad el conflicto de 4ta generación.

La crisis humanitaria. El poder de los medios de comunicación y sus aláteres criollos han posicionado en el imaginario popular la idea de que el país atraviesa una grave crisis humanitaria por culpa del Gobierno revolucionario. Hacen marcado énfasis en que la única salida que le queda al venezolano es emigrar a otras latitudes. Equiparan la situación venezolana con otros escenarios mundiales de refugiados.

 

Pero lo que esconden tenazmente es que no es en Venezuela donde existe una crisis de desplazados y refugiados. Es en la región del Catatumbo, en Colombia, donde se estableció un corredor humanitario, caravanas de seguridad al transporte, y protección policial y militar en las áreas urbanas de los municipios, fronteriza con Venezuela, tras el desplazamiento de 2 mil 819 personas y que otras 144 mil sufran “graves restricciones de acceso a servicios, bienes básicos y limitaciones a la movilidad”.

 

Lo más peligroso para nuestro país es el despliegue de cerca de 12 mil militares en la frontera para, supuestamente, garantizar la seguridad de la población. Sabemos cómo los ejércitos de las oligarquías “cuidan” al pueblo. Todo esto producto de la violencia endémica y estructural colombiana. Nada en Caracol o NTN24.

 

La Guerra Económica. Invisibilizada, minimizada y ridiculizada por las grandes corporaciones de la información, este ataque a la economía nacional solo se puede conceptualizar de criminal.

 

La hiperinflación inducida y el contrabando de efectivo son temas que jamás llegarán a la redacción de los grandes medios de comunicación latinoamericanos, es más, torpemente insisten en culpar al Gobierno Bolivariano y Revolucionario de ser el que está detrás de todo esto. Pero sus consecuencias están a la orden del día.

 

Esta persecución económica impuesta por los EEUU, que es más que una desatinada iniciativa individual, obedece a una política de Estado tendiente a intervenir directamente en los asuntos políticos de un Estado soberano.

 

El llamado Decreto Obama del 9/03/2015 es renovado por Trump en 2017. La calificación de Venezuela como “amenaza extraordinaria” es un paso necesario para ir a un escalamiento progresivo que busca destruir la economía del país, afectando a los más vulnerables. Y la idea es golpear al pueblo en lo más frágil, en lo que a la alimentación y la salud se refiere.

 

Entre el último trimestre de 2017 y el primero de 2018, la afectación en estos dos rubros ha sido total. La multinacional BSN Medical canceló la venta de fármacos al país, específicamente en medicamentos para la malaria.

 

Un cargamento con más de 300 mil dosis de insulina fue “congelado” en un puerto internacional para evitar que el producto llegue a Venezuela.

 

En lo correspondiente a la alimentación, 1.650 millones de dólares que la proveedora de servicios financieros Euroclear tenía destinados a la adquisición de varias toneladas de alimentos, fueron bloqueados. Se devolvieron 23 operaciones en el sistema financiero internacional valoradas en 39 millones de dólares para la compra de alimentos e insumos básicos. Esto tampoco se conseguirá en las primeras páginas o en los editoriales de CNN o FOX News.

 

La Cumbre de las Américas. Mucho de dijo acerca de lo que significaría esta cumbre para “solucionar la crisis” en Venezuela. Pero, sin lugar a dudas, esta última cumbre ha pasado a la historia como el fracaso político más rotundo de la derecha latinoamericana. El solo hecho de la ausencia de Donald Trump, cabeza visible de la conspiración contra Venezuela, es de por sí el más sólido argumento del fiasco.

 

Una cumbre a realizarse en Perú y protagonizada por un grupúsculo fascistoide que ha decidido autodenominarse “Grupo de Lima” se derrumbó escasos días antes, cuando su anfitrión, el mismo presidente peruano, renunció por corrupción.

 

De 34 participantes solo acudieron 14, donde no hubo ni la más leve intención de discutir los temas relevantes para nuestras sociedades y pueblos, cuyo único fin era condenar al Gobierno de Venezuela, ha pasado sin pena ni gloria. Y los presidentes integrantes de este circo político, aún más desacreditados y desprestigiados en sus fueros internos. Ni ABC ni el Miami Herald se molestarán por reseñar este descalabro regional.

 

Este es un país que diariamente está bajo el fuego mediático. Está en nosotros plantarnos como la única defensa ante este enemigo invisible.

 

Hugbel Roa
Ministro del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. 
@hugbelpsuv